Tomas falsas


Estuve volcado durante tres semanas en estas ilustraciones para un proyecto en el que estoy trabajando. No eran ni de lejos lo que estaba buscando. De cualquier forma, no me parecen malas, aunque al final no avanzaran en la línea que yo quería.

La mayoría de la veces sucede así y crees estar perdiendo el tiempo. Pero se aprende más de los errores que de los aciertos. De eso se trata: deshacer, hacer y rehacer. Y luego vuelta a empezar: deshacer, hacer y rehacer… un círculo eterno. Hasta que encuentras algo que en determinado momento se asemeja a lo que buscas.